miércoles, 28 de mayo de 2008

Ejemplo de hipertexto

La interpretación del mundo…….tarea pedagógica


“La educación, en relación con el lenguaje, pudiera ser un medio para detenerse más en el entendimiento, para comenzar a ejercer una mayor actitud crítica en las relaciones con los mundos y significados con los cuales nos enfrentamos diariamente; para hacer de cada uno de nosotros seres más libres de las sombras y las ataduras de lo que nunca entendimos”. 1


La escuela debe ser uno de los medios más eficientes en la creación de oportunidades para que los seres humanos aprendan mediante la lectura del mundo real, a comprender, analizar y sobre todo a interpretar los sucesos a los cuáles se ven enfrentados en su vida cotidiana.


Los niños deben ir a la escuela no con el perfil de entes pasivos que llenaran sus cerebros de conocimientos impuestos por los maestros, sino con la idea de que su misión en la escuela y en el aula de clase es la de analizar, refutar, contradecir, debatir o negar cada uno de los aspectos a los cuales son involucrados a través de su quehacer pedagógico.


De la misma manera, los maestros de primaria y mucho más los de secundaria, están en la obligación de orientar a los estudiantes en la producción de lenguaje, porque al realizar este ejercicio, se llega más fácil a la comprensión de temas específicos estudiados en las áreas. Si se comprende que escribir es un acto de entendimiento y que el entendimiento de las formas del lenguaje hace parte de unos procesos más complejos de entendimiento del mundo. Se podrá hacer comprender a los jóvenes que la mejor forma de conocer y comprender su vida, su mundo es a través de la propia creación de un lenguaje real, expresado a través de los numerosos elementos del lenguaje: cuentos, poemas, narraciones, textos argumentativos, expositivos, ensayos, crónicas, etc.


Por otra parte, “La imagen se ha impuesto como el medio para unificar e impedir la reflexión y la crítica. Son las imágenes de las personas, de las empresas, de los productos ofrecidos por la publicidad, de la reducción de las palabras a los objetos perceptibles. Ese lenguaje de imágenes se impone sin ninguna traducción, ni interpretación activa del receptor”.2


Vivimos en un mundo lleno de imágenes, imágenes que vemos en cada uno de los medios de comunicación, en la televisión, el internet, la prensa…. Imágenes que sin querer se incorporan en nuestras vidas a tal punto que lo son todo y que sin ellas nosotros no somos nada…nada capaces de sobrevivir de manera práctica.

Las imágenes se han convertido en la actualidad en las guías de niños y adultos en la orientación de la vida cotidiana. Son ellas las culpables de las actuaciones inconscientes de niños, jóvenes y adultos quienes tal vez sin entender hacen de sus vidas un recorrer por el mundo superficial del consumismo.


La publicidad y los discursos en ellas inmersos hacen creer a la sociedad en ciertos valores o mejor “antivalores” que se han encargado de descomponerla más entre ellos: la importancia del dinero, la belleza corporal, la vida fácil, el egoísmo que nos lleva a desconocer y arrasar al otro, la moda, etc.


Es por esto que debemos replantear la tarea que tenemos en la labor de maestros, nos obliga pensar más sobre qué clase de escritura estamos brindando a la juventud de hoy, advertir que “la enseñanza de una escritura muda que no sugiere, ni plantea nada y menos posibilita la creatividad”, nunca podrá lograr en los estudiantes un nivel de entendimiento adecuado que les permita abrir camino hacia la reflexión permanente y en síntesis hacia la libertad de pensamiento y acción.


De igual manera, las instituciones y los miembros encargados de la educación deben hacer un alto para entender que de ellos depende, en buena manera que cambien los procesos mediante los cuales nos comunicamos, es decir, que se permitan y exijan espacios de creación y producción de lenguajes “libres de copia”, en donde se deje a un lado la dependencia tan marcada de la juventud a los medios masivos de comunicación, comprendiéndose que aunque son muy valiosos para el proceso formativo, si no son estudiados de manera crítica y mesurada pueden llegar hacer perjudiciales para la formación de personas razonables y analíticas.


En síntesis, considero que al maestro le corresponde orientar a los estudiantes hacia la elaboración de argumentaciones, narraciones y descripciones, estrictamente interpretativas de la realidad, de las prácticas cotidianas del discurso, de la televisión, el radio, el internet, involucrándose como ejemplo de actitud reflexiva y crítica en los diferentes discursos tanto orales como escritos de su quehacer pedagógico.


1. Ramírez, Luis Alfonso. Universidad del Tolima. Ibagué. 2006.
2. Ídem.